A el principio del mes de marzo de 2018, ha sido terminado el proyecto Agenda escolar que fue producido en su totalidad por los Niños Trabajadores del Movimiento (MNNATSOP) de Ica, un proyecto realizado por la Asociacion de I colori della Ceiba, con el financiamento de la Iglesia Valdese y el apoyo de la Asociacion Partecipazione e Sviluppo de la Provincia de Lucca, proyecto que nació como respuesta de los  Niños trabajadores a la negación  a participar activamente en los trabajos de la IV Conferencia Mundial de la OIT, que se celebró en Buenos Aires en octubre del 2017.
Para dar la máxima difusión, especialmente a las instituciones internacionales, recordamos que la copia en original de esta agenda escolar, fue enviada al Gobierno Peruano, al Gobierno Italiano, a la O.I.T Italia y  a el Vaticano. Han pasado varios meses desde que esta operación asociativa pareciò que noencontrò ningun resultado, en realidad en el mes de marzo 2018, de forma inesperada, la Asociacion recibì respuesta por parte del Vaticano y más concretamente por el “Dicasterium a Integram Humanam Progressionem Fovendam” lo anteriormente era el “Consejo Pontificio de Iustitia et Pace” tras su reorganización interna, con el cardenal Peter K.A Turkson como presidente de esta institución. La respuesta que nos llegó, como se puede ver en la copia adjunta, realmente nos desarmó, colocándonos cada vez más en una creciente desconfianza en las instituciones por una posible abiertura para encontrar una solución a la realidad tangible de millones de niños trabajadores sin derechos, y en la posición de una fuerte determinación y al mismo tiempo lucha con ellos para reclamar los derechos negados.
Es realmente inaceptable ver cómo el Vaticano, con su constante predicación de estar cerca de los pobres, los débiles de esta tierra, puede simplemente responder a un documento tan importante, lleno de mensajes y valores inmensos, simplemente con una “esperanza” de que eso documento,  asì lo definimos  visto el valor humano que contiene, puede contribuir a sensibilizar a una grande poblacion, una respuesta que parece simplemente política y no hacerse cargo de la cuestión planteada, ya que también creemos que muchos, al leerla, aparecerán.
Hemos hecho muchas batallas y muchas más haremos, porque es precisamente esta indiferencia que trae nosotros a luchar, la indiferencia de las instituciones que han llevado a esta sociedad cada vez más a una ausencia total de derechos hacia la infancia en el sentido más amplio, dejemos a vosotros cada reflexion,  porque en el pasado ya hemos expresado nuestra opinión y posición sobre esto.