Iniciaran el 14 de noviembre de, 2017, los trabajos de la IV Conferencia Mundial de la OIT en Buenos Aires Argentina, con el programa “La erradicación sostenida del trabajo infantil”, un evento muy esperado y publicizado para demostrar el fuerte compromiso de la sociedad civil (políticos, empresarios y representantes de los trabajadores) de 193 países de todo el mundo, sobre un tema tan importante que los ha visto ocupados durante décadas y décadas con muy pocos resultados. Como  pequeña asociación lejos de la politica y de todo,   tenemos la libertad de expresar nuestra opinión sobre un evento como este, utilizando nuestra criticidad sobre de cada parte.
Los preámbulos de esta Conferencia ya nos hacen reflexionar, ya que anuncia una reducción significativa del fenómeno que ha crecido de alrededor de 200 millones (estimaciones anteriores) a la corriente de 153 millones , gracias a las políticas forzosas puest en acto hasta hoy. Para algunos, podría parecer un resultado extraordinario, pero de hecho  consideramos todo esto un gran bluff, porque creemos con razones válidas que hay un número enorme que està  sumergido, debido a las normativas implementadas hasta hoy. Este ultimo dato tiene que ciertamente nos abrir a una importante reflexión , como “deberia”  abrirla en todos lo que enfrentaran los proximos trabajos en la conferencia,  todavia el número indeterminable de los niños que realizan un actividad laboral sumergida, cual protección a favor de ellos y sobre todo este fenomeno cuanto va a producir efectos dirigido hacia una mayor explotación de los mismos?
Lamentablemente estamos hablando idiomas siempre más  incomprensibles entre especialistas y los que de alguna manera apoyan los niños trabajadores mismos,  por un lado la política siempre más hipócrita y de otro lado el  lenguaje social que se compone de hechos concretos y realidad innegable, que inevitablemente conducen a fuertes enfrentamientos. Para comprender mejor el tema en cuestión y salir de las visiones que de alguna manera desearían imponerse, en nombre de la justicia social y  de la protección infantil, basta dar una mirada  a los que son los datos del Banco Mundial, es decir “El número de personas que viven en la pobreza extrema en el mundo podría caer por debajo del 10 por ciento de la población mundial en 2015. En 2012, hubo 902 millones, 12.8 por ciento de la población, y según las estimaciones caerá a 702 millones en 2015, revalorizando la línea de pobreza internacional. Este año, por primera vez, menos de una de cada diez personas vivirán con menos de $ 1.9 por día, (no más de 1.25) “las últimas fuentes de datos disponibles ha sido del 2015”.

Puede ser que uno debería realmente preguntarse, teniendo en cuenta los diversos poderes de compra en el mundo, si es humanamente posible vivir con $ 1.9 por día, y si de hecho esta dramática situación que viven los países subdesarrollados y en desarrollo no sea en realidad la motivación principal para la cual también ven a los niños participar en actividades laborales destinadas a participar en la economía familiar solo para lograr un nivel de vida un poco, pero solo un poco más  digno  de lo que se ven obligados a vivir.

Y aquí nos encontramos en frente a una hipocresía política que se viene perpetrando desde hace décadas y que se sigue viendo a políticos, empresarios y sindicatos comprometidos a luchar absudarmente contra este fenomeno , sin denotar nunca una indicación de una lucha por una resolución de la situación socioeconómica en la que se encuentran estos niños,  una posición que sin duda es más concebible y que seguramente encontraría resultados más concretos. Sin perjuicio el aspecto cultural profundamente arraigado en estas sociedades y que ve en los  niños mismos, la partecipacion en actividades productivas un  gran valor, reconociendo en esta libre elección aspectos dificilmiente discutibles, como un mayor sentido de responsabilidad por la situación de vida y un protagonismo activo para una sociedad mejor a través de sus propuestas.

La IV Conferencia Mundial de la OIT, que tendrá lugar en Buenos Aires en Argentina el 14/15/16 Noviembre próximo  con el programa “erradicación sostenible del trabajo infantil”, verà de nuevo perpetrar el ritual de la negación a la participación de los representantes de los niños trabajodores, a los trabajos que la organizacion desarollerà, perpetrando de nuevo la violación de los derechos adquiridos por ellos con la Convención Internacional de los derechos del Niño (https://www.unicef.it/Allegati/Convenzione_diritti_infanzia.pdf). Queremos recordar que el art. 12 de la Convención Internacional sobre los Derechos establece que “Los Estados Partes garantizarán al niño que esté en condiciones de formarse un juicio propio el derecho de expresar su opinión libremente en todos los asuntos que afectan al niño, teniéndose debidamente en cuenta las opiniones del niño, en función de la edad y madurez del niño. “, ya que también observamos que el art. 15 de la misma convención establece que “los Estados Partes reconocen los derechos del niño a la libertad de asociación y la libertad de reunión pacífica”.

A pesar de que  se movilizaron importantes intelectuales (psicólogos, sociólogos), importantes realidad  de grandes organizaciónes para preguntar a alta voz  una  abertura hacia  los niños de parte de la OIT, hasta hoy nada se ha movido, encontrarnos una vez más en frente a una negación absurda que sólo puede conducir a la producción de documentos o nuevas regulaciones que no iran a resolver por completo el problema, pero que producirán una mayor invisibilidad del problema, acentuandolos a problemas mas importantes, es decir, una mayor explotación de los niños siempre menos garantizados por ausencia de leyes que pueden protegerlos. Buenos Aires y su IV Conferencia Mundial de la OIT demostraran el ensimo Bluff histórico para proteger  los niños, porque en esa ocasion no se hablarà de las absurdas y violentas políticas  de estado   puestas en marcha para tratar de resolver el problema del trabajo infantil, en esa ocasión nadie hablarà del abuso psicológico absurdo que se ven obligados a soportar los niños y sus familias diariamente por los estados miembros, ninguno se harà cargo de exponer la situación absurda en la que viven estos niños, porquè no seran los empresarios a hacerse cargo de esto, ni mucho menos los sindicatos, por no hablar de los representantes de los gobiernos corruptos que nada han puesto en marcha para resolver una situación social a los limites de la supervivencia.

Entonce bienvenidas a las iniciativas y proyectos que rompen el muro de silencio impuesto a estos niños porque la voz de los niños, como todos sabemos, es la voz de la inocencia y de la  la verdad, la verdad que muchas veces puede herir, pero también debe hacernos reflexionar y llevarnos a ver la realidad que vivimos y viven. Es nuestro deber darles la oportunidad de expresarse, de poder darles la oportunidad de hacer propuestas para un futuro mejor, es nuestro deber respetarlos sobre todo cuando somos plenamente conscientes de la madurez y responsabilidad que han logrado en años y años de lucha, para reclamar derechos que aún no han sido reconocidos.

Y entonce proyectos como la agenda escolar NNATs “Mi Vida realidad y sueño dibuajado en tu diario” de NNAT, no porque sea apoyado por la asociación, sino por su inmenso valor humano intrínseco, son la respuesta correcta a esa hipocresía política que no quiere  de ninguna manera atenuar  a el cierre político y sobre todo mental que llevan adelante de décadas,  y risulta ser el medio de difusion y informacion de lo que piensan los niños a través de sus dibujos, sus pensamientos y sus frases en el tejido social y que podrà de alguna manera conducir a un cambio de pensamiento hacia los niños que trabajan.

Nos enfrentamos a algo de nuevo, algo de extraordinario y necesita la ayuda de todos para convertirse en algo más importante mañana, cada uno con sus propias capacidades, con su propia experiencia, cada uno con su propia convicción de que un cambio es posible Solo de esta manera podemos transmitir a estos niños que no están y nunca estarán solos en la lucha que estan enfrentando de más de cuarenta años. Nunca les daremos un beneficio económico, porque este no es el objetivo que tenemos que prevalecer, pero les daremos un futuro con un trabajo más digno, reconocido en derechos indiscutibles y al mismo tiempo una vida más digna y el mayor dono que podemos hacerlos es creer en lo que hacen y en las propuestas que nos exponen, para vivir todos una vida más justa y solidaria.

Noviembre 2017 pasarà a la historia para esta IV Conferencia Mundial de la OIT y para lo que salirà de los trabajos que se desarolleran, pero también tendrá que pasar a la historia por el compromiso que la sociedad civil ha puesto en acto para que se pudiera dar voz a quien siempre ha sido negada injustamente. No son y nunca serán los números producidos para mostrar cuál es la realidad de los hechos, porque las realidades son otras, especialmente cuando estan vividas directamente sobre la piel. Entonce pedimos un ayudo a todos para  levantar la voz y preguntar de escuchar quien va siguiendo ser criminalizado por décadas de parte de un sistema que no quiere abordar el problema a la raíz .